• Como cocinero se caracteriza por su creatividad y delicadeza a la hora de aunar tradición, respeto al producto y técnicas culinarias.

    Es chef, sí, pero sobre todo es dador/ proveedor. Pues en 
    su afán de dar de comer, de que comamos bien, de que
    vivamos lo mejor posible nace su vocación culinaria.

    Entiende que la comida es alegría, felicidad, comunicación,
    intimidad y así la vive, con respeto y fiel al origen de la 
    cocina: el producto.