• Ambassador

    Entre el frío y el racionalismo del norte de Europa y el calor de un hogar mediterráneo y su vida dinámica e inquieta, Jani ha sabido navegar entre esos dos mundos.

    Identificado de una forma muy personal con la cocina catalana y mediterránea nunca ha dejado de promocionarla en su tierra natal, Finlandia.

    Prueba de ello, son los artículos y recetas  sobre la cocina mediterránea y sus costumbres culinarias que publica mensualmente en la revista de prestigio Olé Lehti, para la comunidad finlandesa en España y Europa.

    Desarrolla pop ups de gran popularidad en diversos restaurantes finlandeses de prestigio en los que elabora una interpretación de la cocina catalana de forma personalizada.

    De la misma manera, que planea, coordina y ejecuta toda una serie de eventos junto con el consulado finlandés en Barcelona, en la que se ofrece una deliciosa degustación de la cocina del  país Lapón en la capital mediterránea.

    Actualmente, colabora con el Instituto Iberoamericano de Finlandia en la bonita tarea de dar a conocer la gastronomía finlandesa en España y Portugal. Y lo hace a través de una serie de vídeos llamados ‘Cocina con Cultura’

     

    ¿Cómo has llegado a desarrollar este papel?

    Bueno, crecí en una granja lapona, cuidando a los animales y protegiendo la calidad del producto. Además mis vacaciones las pasaba en el mediterráneo, con mi padre, en un frenesí gastronómico.

    En definitiva, crecí viviendo y experimentando las bondades y virtudes de ambos mundos. Y aunque siempre he sentido la cocina catalana y mediterránea más afín a mi que la finlandesa, he crecido contando a un mundo las bondades del otro y viceversa.